No sabes cómo escoger tu velo. Te lo cuento todo, trucos y consejos!

 La elección del velo no es una cuestión menor y hay que prestar atención a muchos factores.

Se trata de un complemento que tiene una gran presencia y que varía mucho en función del estilo del vestido, el tipo escote, tu estatura, la forma del rostro y el peinado elegido por la novia.

La historia del velo de novia es muy antigua; en algunas culturas de Oriente, por ejemplo, el velo se llevaba para ocultar completamente la cara de la novia a un novio que jamás la había visto y, solamente después de la ceremonia, se le permitía levantar el velo para ver el rostro de su nueva esposa, de esta manera impedían que el novio huyera si no le gustaba la persona con la que pretendían casarlo.

Asimismo, según la tradición romana, en cambio, el velo protegía a la novia de los malos espíritus, el mal de ojo y la envidia. Con el tiempo, su uso se difundió principalmente en Inglaterra, donde comenzó a considerárselo un símbolo del recogimiento, la inocencia y la virginidad de la mujer y de allí en adelante, se convirtió en uno de los elementos de importancia dentro de las tradiciones matrimoniales de occidente.

Tipos de Velo

Velo Catedral. Se considera así cuando tiene una longitud mínima de 2 metros y medio. Es de los más elegantes y va muy bien con los vestidos de cola larga. Excelente para bodas muy elegantes, con etiqueta rigurosa.

Velo Capilla. Es largo, llegará hasta el suelo y se extenderá varios centímetros sobre la cola de tu vestido, ideal para vestidos de cola mediana, cuida que no compita con el vestido y va en función del largo de este. Este velo es perfecto para bodas formales.

Velo Vals. Realizado en una sola capa de tela, su longitud va entre las rodillas y los tobillos. Para vestidos sin cola en bodas formales.

Velo Punta de los dedos. Llevan una o dos capas de tela, tiene una longitud de entre 85 y 125 cm de largo. Este velo toma su nombre porque cuando extiendes tus brazos, el velo debe alcanzar las puntas de tus dedos. Ideal para vestidos formales ya sean cortos o largos.

Velo Al codo. Realizado en una o dos capa, es perfecto para vestidos sencillos. Mide 75 cm de largo y se coloca justo tras el peinado deslizándose desde ahí por toda la espalda hasta llegar a la cintura. Va muy bien para bodas casuales pero distinguidas.

Velo Al hombro. Es de los más voluminosos, puede usarse con cuellos altos y vestidos de gala.

Velo corto o blusher. Se caracteriza por cubrir la cara de lanovia, puede alcanzar un largo de entre 55 a 65 centímetros y es de una sola capa. Puede usarse sólo o con otro velo para dar volumen. Si se usa sólo es encantador con vestidos cortos y un look años 20´s.

Velo Capa: También se le conoce como velo cascada. Este tipo de velo se caracteriza por ser más corto en la parte frontal con un efecto ondulado hacia los lados. Este velo cubre a la novia como si fuera una capa, desde la cabeza, abriéndose hacia los lados de la cara para llegar hasta la cintura. Este velo es ideal para los vestidos strapless.

Velo de jaula o birdcage veil: también conocido como velo de rejilla, ideal para aquellas novias que deseen darle un aire vintage a su estilo. Este velo cae asimétricamente a través de la cara y está hecho de una sola capa. Puede cubrir uno o dos ojos, tu nariz, la barbilla o toda la cara. Los vestidos con los que puedes combinar este tipo de velos son estilo sirena o semirectos, o vestidos de novia vintage con encaje.

Velo, Mantilla: Se caracteriza por tener encajes elaborados, dejando el rostro despejado con un largo hasta el codo.

Velo Pirata: Es un velo tendencia de esta temporada y la pasada. Se coloca sobre la cabeza a modo de casco anudándolo por detrás o por un lateral, caerá sobre la espalda. Ideales si llevarás el pelo suelo.

Creo que no está de más decir que si tomas tu tiempo para escoger tu vestido debes hacer lo mismo con el velo, ya que hará que tu vestido luzca aún más o no y por lo tanto, que te sientas cómoda y radiente o todo lo contrario. Así que, tómate tu tiempo, no corras.

 

Ten en cuenta estos 10 puntos:

 1 Antes de decidir que velo llevarás, debes tener ya escogido tu vestido y ten muy presente el color y tono escogido porque, deben ser iguales.

2 Una regla muy importante: Si tu vestido de novia es muy sencillo puedes permitirte llevar un velo más “fashion” y viceversa, si el vestido es muy elaborado utiliza un velo sencillo.

3 Escoge bien la tela de tu velo, por ejemplo un tul de buena caída o encaje que no pese emasiado y que no le agregue volumen exagerado a tu cabeza.

4 En el caso de que lleves un velo largo deberá estar a la misma altura que el dobladillo del vestido o ser del mismo largo que la cola.

5 Ten en cuenta que si utilizas cristales en tu velo, esos brillos tan bonitos podrían perjudicar las fotografías, utilízalo si te gusta pero no abuses de brillos.

6 Si la espalda de tu vestido lleva algún tipo de adorno, el velo deberá ir 3 ó centímetros por encima o por debajo del detalle del traje de novia.

7 Intenta no mezclar estilos, si llevas un vestido muy clásico tipo princesa no utilices un velo pirada, por ejemplo. Desentonaría demasiado.

8 Como ya mencioné con anterioridad, tómate tiempo para decidir y mira tu velo desde todos los ángulos, saca fotografías para verlo detenidamente y desde varias perspectivas y posiciones, recuerda que los asistentes a tu boda te verán de espalda y sentada. Debes comprobar como luce y si te convence o debes escoger otro.

9 Parecerás más alta y más elegante si entre el velo y el vestido de novia no se ve ninguna parte de tu piel.

10 El velo debe complementar tu look, y no competir con el.

Según la forma de tu rostro

Si tu rostro es ovalado: Este tipo de rostro es el más equilibrado, te quedan muy bien todos los estilos de velos pero, ten en cuenta tu estatura.

Si tu rostro es cuadrado: Necesitas un velo que suavice tu rostro angular, para esto elije un velo con volumen en la parte superior de tu cabeza.

Si tu rostro es redondo: Elige un velo que caiga a los lados de tu cara para hacerla ver más estilizada y con un mínimo de largo hasta los hombros. Evita los de caída en forma de cascada, ya que añadirán volumen a tu rostro.

Si tu rostro es rectangular: velos tipo capa.

Si tu rostro es triangular: velos ajustados en la parte de atrás de la cabeza con algún detalle o broche en la parte superior de la cabeza.

Si tu rostro es triangular con mentón pronunciado: Te irá muy bien  un velo evasé o acampanado.

Si tu rostro es triangular con la frente pequeña: Escoge un velo en capas que se sujeten en la parte alta de la cabeza y le otorguen un poco de volumen extra.

 Según tu figura

Si eres alta, te va bien casi todos los largos de velo, pero en general es mejor evitar el velo muy corto. Si no eres tan alta, es mejor optar por un velo corto o el codo, pero nunca por debajo de la cintura.

Si eres bajita, te va bien un velo corto de dos capas con un peinado alto recogido, así te veras más alta. Si eres más alta que tu novio no lleves un velo voluminoso.

Si tienes algún kilito de más, escoge velos tipo capa o asimétricos.

Según tu peinado

Al elegir el velo es importante pensar en el grosor del cabello. Si tienes el cabello muy fino, evita los velos largos y pesados ya que normalmente los velos se sujetan con moños firmes, donde el volumen se concentra en la parte posterior de la cabeza y si tienes el pelo muy fino podría no sujetarlo. Algunos velos vienen con una especie de pequeño peine o peineta para poder fijarlos al peinado.

Depende del peinado por el que te decidas, el velo también puede calzar directamente desde atrás del flequillo, desde el medio de la cabeza o desde la parte posterior de la misma. Puedes optar por llevarlo en medio de la cabeza sujeto por un broche; debajo del peinado, aprovechando que este año se llevan los recogidos; o también puedes optar por la caída desde lo alto de la cabeza.

Si se desea agregar algunos accesorios al cabello, se debe procurar que no quede tan recargado, debe existir armonía con todo el conjunto. En general, si se desea lucir velo y accesorios, una recomendación es dejar el velo durante la ceremonia religiosa y conservarlo para algunas fotografías. Posteriormente, se lo retira y para la celebración se agregan los accesorios a su cabello.

Resumiendo:

1.- Si tienes el cabello largo y llevas un peinado elaborado, y deseas mostrarlo, tu velo debe salir por la parte de atrás de tu peinado.

2.- Si llevas un moño alto, el velo debe ser mediano o largo.

3.- Si llevas un recogido bajo o el cabello suelto, opta por velos más cortos.

4.- Si llevas el cabello corto, tu velo debe salir de la parte superior delantera de tu rostro.

enso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s